Iván Francisco Villazón Aponte, nació en Valledupar, en el hogar formado por el Dr. Crispin Villazon de Armas y la guajira Clara Aponte López, el 25 de Octubre de 1959.

Sus estudios de primaria los cursó en el Colegio María Montessori de Valledupar, continua la secundaria en el “REFOUS” de la capital del país y sus estudios universitarios los adelanta en la Universidad Externado de Colombia, donde realiza 4 años de Derecho, profesión ésta, que cambia por el canto vallenato, en contra de la voluntad de sus padres y familiares.

Actualmente está casado con la barranquillera Aida Mercedes García Tolosa, de cuya unión hay tres hijos: Crispin Enrique, Iván David y Daniel Camilo, qienes desde temprana edad han mostrados distintas cualidades artísticas para interpretar el acordeón, la bateria y el canto.

Desde muy pequeño Ivan Villazon demostró aptitudes y cualidades para el canto y la música en general, ya que además de cantar ejecuta con maestría la caja y la guacharaca. La vena musical de este excelente artista de nuestro folklore es heredada de su abuela paterna, Ana María de Armas Pumarejo, quien a la perfección tocaba piano.

Viendo tocar y cantar a connotados juglares de la talla de “Colacho” Mendoza, Adán Montero, Ovidio Granados, Rodolfo Castilla, Alejo Durán y muchos más, que eran llevados a las parrandas que organizaba el viejo “Crespo” en su casa, Iván fue puliendo como un roble sus condiciones musicales. En el año de 1.984 comienza su verdadera vida musical, ya que graba para el sello “Phillips” su primer trabajo discográfico al lado de Fello Gámez, titulado “Arco Iris”, una versión en ritmo de paseo del maestro Rafael Escalona Martínez, considerada la carta de presentación de Villazon a través del tiempo.

Es “El Arco Iris”, el himno y la canción que con nostalgia, lágrimas, sollozos, emoción y alegría, canta Iván en cada una de sus presentaciones, porque según él, es su cédula musical; descollan en este trabajo, convirtiéndose en éxitos, otras canciones como “Pesares”, del extinto Alejo Durán, “El Ramillete” de Abel Antonio Villa, y otras.

En adelante y en lo sucesivo, sin temor a equivocaciones la vida musical a pasos dantescos de Iván Villazón, continua avanzando, al punto, que los entendidos y folcloristas de la música de Francisco “El Hombre”, “Pacho” Rada y Luis Pitre lo consideran como el relevo generacional de la época. Es el cantautor que con más Reyes Vallenatos ha llegado al acetato: Orangel “El Pangue” Maestre, Raúl “El Chiche” Martínez, Gonzalo Arturo “El Cocha” Molina y Alberto “Beto” Villa.

Con “El Pangue” Maestre, prensa para “Phillips” en el año de 1.985, su segundo trabajo discográfico: “Una Voz un Rey”. La digitación magistral del “Pangue” y la ascendencia musical de Villazón colocan en el mercado discográfico temas de resonante exitomanía como “Mella Condolete”de Hernando Marin, “Pedazo de Acordeón”de Alejandro Durán,” Sufrir de Nuevo “de Iván Ovalle, entre otros.

En 1.986 nacen “Los Virtuosos”, Iván Villazón y Raúl “El Chiche” Martinez. Prensan para la CBS su primer álbum musical titulado “Vamo´ Amanece”; allí sobresale enormemente el tema romántico de Rosendo Romero, “El amor es un Cultivo”, primer lugar en el Festival de Compositores versión 1.985, realizado en San Juan del Cesar.Además de otros temas como “Sed del Alma”, “Matica de toronjil” y otros.

En 1.987, con el mismo Raúl “El Chiche” Martínez, también para la CBS, hay un segundo trabajo: “Los Virtuosos Volumen II”. Sin Lugar dudas el tema del “Flaco” Gustavo Gutiérrez Cabello “Recuérdame”, es un verdadero suceso musical, convirtiéndose en página musical del recuerdo,”Yo tenia un amigo” de Rafael Manjarrez, como homenaje a un amigo desaparecido, llega al alma de todo aquel que a un ser querido.

Nuevamente Villazón se separa y en esta oportunidad escoge como compañero de fórmula a un joven prospecto de nuestra música y que también venia de hacer pareja musical de Diomedes Díaz, hablamos del Rey Vallenato Gonzalo Arturo “El Cocha” Molina.

Esta pareja, para la CBS logra realizar excelentes producciones discográficas. La primera de ellas “Por ti Valledupar” acontece en el año 1.988, con temas de resonancia en el ámbito nacional tales como ” No espero más ” de Efrén Calderón, ” Que siga la fiesta ” de José Alfonso Maestre, ” Por tí Valledupar” de Gustavo Gutiérrez, entre otros.

En 1.989 para la misma casa disquera se graba “Enamorado de Ella”. Canciones como “Mis condiciones” de Gustavo Gutiérrez, “Enamorado de Ella” de “Rafa” Manjarrez, le dan vida a esta segunda producción.

Finalmente en 1.990 este par de artistas se consolidan ganando el Festival Vallenato; acto seguido con su compañía discográfica, la CBS, prensan “El Amor Canta Vallenato”,se destacan en este trabajo musical los temas de Gustavo Gutiérrez “Mi novia querida”, el de “Nacho” Urbina “El Amor canta Vallenato” y “Volá pajarito” de Alejo Duran.

Inexplicablemente, hasta donde tenemos entendido, esta unión se termina debido a celos y constantes presiones que amigos, enemigos de lo bueno, en el momento en que estos dos valores disfrutaban obteniendo éxitos a granel, intervenían sembrando las ponzoñosas amenazas de la separatitis, muy de moda en las agrupaciones vallenatas, esta coyuntura es aprovechada por el también Rey vallenato “Beto” Villa, quien venía de sufrir el mismo colapso al lado de “Beto” Zabaleta.

“Beto” Villa e Iván Villazón se pusieron de acuerdo y con todas las de la ley fundaron: “La Compañía”, una organización vallenata integrada en ese entonces por los mas connotados músicos de la talla de Augusto Guerra “Guerrita”, el “Chiche” Ovalle, Alex Polo, “Nacho” García, Geovannis Caraballo, Ernesto Lacera y muchos más, que en el año de 1.990 se enrumban al vecino país de Venezuela y prensan para la casa disquera EMI, un álbum musical considerado de antología, ya que en su contenido de una vez y por todas, todos los temas logran convertirse en éxitos, en verdaderos sucesos musicales, obras como “El Perdón”, “El Niño Bonito”, “La Suegra”, “El Guayabito”,” La Fuerza del Amor”, entre otros, son difíciles de olvidar, porque son eso, canciones del recuerdo.

Esta producción es catalogada por el Circulo de Periodistas de Valledupar (C.P.V.), como la mejor del año. Allí florecen creaciones técnicas y tecnológicas, ingredientes que se ponen de moda hasta el punto de revolucionar y dar un vuelco total en la música vallenata. Desafortunadamente lo que se creía iba a ser contundente y duradero, resulta ser efímero, Iván y “Beto” discrepan en sus presentaciones comerciales y rompen relaciones musicales, más no amistosas, porque son muy buenos amigos.

Hay en la vida musical de Villazón un receso de 2 años en materia de grabación, mas no en su proceso comercial. Se dan y se presentan candidatos, se habla de Hildemaro Bolaños, Julián Rojas, Jhonnny Gámez, se replantea nuevamente la intención de grabar con él “Chiche” Martínez, pero Villazón como águila avisora, buen entendido en saber escoger inteligentemente a su nuevo compañero, no se desespera y comienza a escuchar, estudiar, investigar, al fina y exquisita digitación de un prospecto guajiro, a quien logra convencer para conformar una unión, que hasta la presente ha fructificado ascendentemente, obteniendo el cariño y el respaldo de todos los amantes de la música vallenata. Hablamos de Francisco José Arguelles Coronel, artísticamente “FRANCO ARGUELLES”, con quien hacemos un “stop” para hablar de una nueva era musical en pareja.

Hoy día Iván Villazón y Franco Arguelles han constituído una pareja ideal, existe en ellos una comprensión total que ha permiido el entendimiento personal y musical de estos dos juglares de nuestra música vernácula. En el presente ellos, son ejemplo para muchas agrupaciones, siendo objeto digno de imitar.

Villazón-Arguelles firmaron entonces con la Compañía disquera CODISCOS en la ciudad de Medellín de donde se desprenden sus siguientes tres obras artísticas:

Mar de Lágrimas – 1.993,es esta producción se impusieron éxitos como “Quereme” del desaparecido Juancho Rois, ” Cuando hablo de Tí” de Iván Ovalle y un mosaico dedicado a Pacho Galán.

Pero es en Noticias en el año de 1994, donde Villazón y Arguelles logran su consagración definitiva. Al punto, que llegan al umbral y a la cúspide de sus carreras artísticas, pegando canciones como “Decídete” de Fabián Corrales,”Acabaste con mí Vida” de Juancho Rois,el mismo “Noticias” de Efraín Barliza, y muchos más.

Con este suceso musical, la agrupación obtiene el primer Congo de Oro en los Carnavales de Barranquilla, la Sirena de Oro como mejor disco del año en Valledupar, el premio Super Estrella Internacional de Oro con el tema más escuchado del año 1995 que fue precisamente “Decídete” de Fabián Corrales.

Al lado de todos estos logros nacionales, se presentan logros internacionales tales como las giras al exterior a países como Cuba, Canadá y Aruba.

En 1996 finaliza el contrato con la compañía disquera CODISCOS y se presenta la obra SIN LIMITES, que no es más que una fusión de vallenato puro y auténtico con giros de tecnología avanzada, una mezcla de conceptos con un alto contenido de riquezas folklóricas que hace que nuestra música tenga una acepatación en los mercados nacionales e internacionales. De esta obra se desprenden temas como “Almas Felices” de Alfonso Cotes Maya,”La Pelionera” de Emiliano Zuleta Díaz,”Cuando muera esta ilusión” de Luis Egurrola, entre otros.

B.M.G. Ariola de Colombia es la nueva casa disquera de Villazón y Arguelles, ya se grabó la primera obra con esta reconocida empresa multinacional que apoya a los mejores artistas a nivel mundial, y el éxito fue rotundo con millonarias ventas en donde Villazón-Arguelles en los primeros meses de ventas reciben de B.M.G. Disco de Oro reconociendo su labor,con temas como “No te ruego más” de Jorge Valbuena,”Entrégate” de Fabián Corrales,”Yo la Ví” de Jacobo Ibarra y Marcos Torres,”Corazón Sensible” de Franco Arguelles y otras.

Con este trabajo ganan su segundo Congo de Oro en los Carnavales de Barranquilla y reconocimientos a nivel nacional e internacional que hacen de esta agrupación una de las más apetecidas por el público amante de la música vallenata.

Sin comentarios